Mariano Rivera es electo a unanimidad para Cooperstown

Mariano Rivera se convirtió en el primer jugador que llega al Salón de la Fama del béisbol con un voto unánime, al ser elegido junto a Roy Halladay, Edgar Martínez y Mike Mussina. Rivera recibió todos los 425 votos en la elección de la Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamérica (BBWAA), cuyos resultados fueron anunciados el martes. El cuarteto será exaltado en Cooperstown el 21 de julio, junto a Harold Baines y Lee Smith, seleccionado por un comité especial.

Rivera será el segundo pelotero panameño en Cooperstown, y el primero desde Rod Carew en 1951.

Con un solo pitcheo
Con su fulminante recta cortada, el relevista fijó el récord histórico de salvamentos con 652 en 19 temporadas con los Yankees de Nueva York, además de 42 adicionales en la postemporada. Su dominio fue esencial para la dinastía de los Yankees que conquistó cinco campeonatos de la Serie Mundial.

Ken Griffey Jr. detentó la marca del mayor porcentaje de apoyo con 99,32 por ciento cuando obtuvo 437 de los 440 votos hace dos años.

En su décimo y último intento en la papeleta de la BBWAA, Martínez finalmente alcanzó el 75 por ciento necesario. Obtuvo el 85,4 por ciento para convertirse en el quinto puertorriqueño en el Salón de la Fama, junto a Roberto Clemente, Orlando Cepeda, Roberto Alomar e Iván Rodríguez.

De por vida, Martínez bateó para .312 en 18 campañas con los Marineros de Seattle. Junto a Baines se sumará a Frank Thomas como los únicos miembros del Salón de la Fama que disputaron la mayoría de sus juegos en la función de bateador designado. Un cuarto podría llegar en 2022, primer año de elegibilidad para el dominicano David Ortiz.

Halladay, quien recibió el 85,4 por ciento, será el primer jugador en ser exaltado de manera póstuma desde Deacon White en 2013. As de los Azulejos de Toronto y Filis de Filadelfia, Halladay falleció en noviembre de 2017, a los 40 años, cuando la avioneta que piloteaba se estrelló en la costa del Golfo de México en Florida.

Mussina cumplió una trayectoria de 18 campañas con los Orioles de Baltimore, acumulando una marca de 270-153 con 2.813 ponches. Consiguió el 76,7 por ciento, siete votos más de los 319 que se precisaban para ser elegido.

Hijo de pescadores, Rivera captó la atención de los Yankees cuando dejó de jugar como campocorto y optó por lanzador. Firmó en 1990 con el que acabó siendo su único club, debutando en 1995.

Como parte de un núcleo formado por el equipo, que incluyó a Derek Jeter, Andy Pettitte y Jorge Posada, Rivera se coronó campeón de la Serie Mundial cuatro veces, primero con el tricampeonato entre 1996-2000 y el último en 2009.

“Mariano es un pitcher singular, que solo se una vez, y el mejor cerrador de todos los tiempos”, destacó Posada.

“Un Salón de la Fama como compañero. Y un Salón de la Fama como persona”, acotó Jeter.

Los Yankees ni siquiera tuvieron que esperar hasta su último juego para retirar el número 42 que lució. Resultó ser el último pelotero en las mayores en tener ese número, que fue retirado en 1997 en honor a Jackie Robinson.

“Ser el último 42 elegido al Salón de la Fama y, unánime, es increíble”, dijo Rivera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *