Sacerdote italiano muere tras ceder respirador para salvar joven del coronavirus

El padre Giuseppe Berardelli, de 72 años, en la diócesis italiana de Bérgamo, la más golpeada por el COVID-19, falleció luego de renunciar al respirador que se había comprado con anterioridad, para salvar a un joven que también fue infectado con el letal virus en la comunidad parroquial a la que servía, según informaron medios locales este martes.

“Don Giuseppe murió como sacerdote. Y me conmueve profundamente el hecho de que él, arcipreste de Casnigo, haya renunciado para destinarlo a alguien más joven que él”, expresó un operador sanitario de la casa de reposo San Giuseppe.

El padre Berardelli falleció hace pocos días en el hospital de Lovere, mientras sus feligreses y vecinos le recuerdan con emoción. “Era un sacerdote que escuchaba a todos, sabía escuchar, quien se dirigía a él sabía que podía contar con su ayuda”, afirmó Clara Poli, que fue alcaldesa de Fiorano, y que destacó que gracias al presbítero, junto a otro sacerdote, se llegó a abrir un centro de ayuda para las familias en situación de vulnerabilidad.

“Cuando se le veía pasar era siempre alegre y lleno de entusiasmo. Ha regalado paz y alegría a nuestra comunidad”, expresó. Hoy, se encuentra descansando en paz.

Hasta la noche del lunes, Italia contaba con más de 63.000 personas contagiadas y más de 6.000 mil fallecidos. Sin embargo, el número oficial podría ser aún más.

El jefe de la Protección Civil de este país, Angelo Borrelli, ha admitido que los infectados que no están contabilizados pueden ser 10 veces más que los actuales, por lo que hasta 600.000 italianos de los 60 millones habitantes del país pueden tener el virus.

Fuente: EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *