Protestan por abusos por proyecto Nuevo Domingo Savio

SANTO DOMINGO.-La mañana de este miércoles organizaciones de los barrios La Ciénaga y Los Guandules se movilizaron hacia el Palacio Nacional en reclamo de “casa por casa” en el proyecto Nuevo Domingo Savio.

Los comunitarios argumentaron que el proyecto no garantiza el derecho a la vivienda y que la Unidad Ejecutora para la Readecuación de La Barquita y Entornos (URBE) debe proporcionar las condiciones dignas para el cumplimiento de ese derecho.

“Repudiamos la forma en que la Urbe ha dividido a las organizaciones y a la comunidad tomando decisiones que nos afectan a todos/as sin dialogar, de manera autoritaria”, alegaron.

Dada la situación, las organizaciones proponen la generación de un espacio de diálogo para construir consensos y poder retomar las preocupaciones de los/as moradores/as del barrio. “Queremos tener un diálogo con la URBE, de manera organizada con la representación de todas las organizaciones del barrio, pero un diálogo verdadero que apunte a compromisos de parte y parte, no una imposición como hasta el momento ha sido”, expresaron.

Citando un estudio realizado por Ciudad Alternativa, Reynaldo Brioso, uno de los dirigentes comunitarios, reclamó que un 60% de las familias de la franja se siente obligada a aceptar la oferta. “Las familias se sienten amenazadas a firmar porque en el proceso hay una alta presencia de militares y no se les muestra ni se les permite tener una copia del documento, no se les permite ser acompañados por un abogado”.

“Nos sentimos desamparados al momento de recibir la oferta, que de por sí, es única y pírrica, es decir, no es una negociación, es una imposición”, añadió Jesús Martínez, miembro de la Unión de Junta de Vecinos de La Ciénaga.

Los manifestantes denunciaron que en los Guandules ya se han desalojado casi la totalidad de los residentes y muchos de los/as propietarios/as de viviendas no han sido indemnizados y que en La Ciénaga temen que se repita la misma situación.

Asimismo, la Asociación de Comerciantes de La Ciénaga y las Iglesias Evangélicas ubicados en la zona, se han articulado para reclamar las pérdidas que serían para sus establecimientos el reubicarse fuera de la zona conocida por sus seguidores. Demandan que se les reubique en zonas aledañas al proyecto o que el monto ofrecido sea mayor.

La marcha fue convocada por La Asociación de Comerciantes de La Ciénaga, la Unión de Junta de Vecinos de La Ciénaga, las iglesias evangélicas, la iglesia católica y el Comité para la Defensa de los Derechos Barriales (COPADEBA).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *