La Justicia de Pakistán acepta el matrimonio de un hombre de 44 años con una niña de 13

La comunidad católica de Pakistán comenzó una campaña para reclamar por una adolescente católica de 13 años que fue secuestrada por un hombre de 44 que la obligó a convertirse al islam para casarse con ella. La Justicia del país aceptó el matrimonio después de que el esposo alegara que la niña en realidad tenía 18.

El secuestro de Arzoo Raja fue cometido el pasado martes 13 de octubre, cuando la chica «estaba jugando en casa, salió para ir a una tienda y no regresó», detalló Nasir Raza, activista de derechos humanos que ayuda a la familia. A partir de entonces, comenzó la búsqueda, pero dos días después la Policía les confirmó que había recibido documentación que indicaba que la joven tenía 18 años y se había convertido al islam para casarse con Ali Azhar, su raptor.

Para tratar de evitar la convalidación de la boda, los padres presentaron su certificado de nacimiento oficial. Sin embargo, sus esfuerzos fueron en vano.

La convalidación
El martes 27 de octubre, Arzoo Raja se presentó ante un tribunal y afirmó que se había convertido a la fe islámica, por lo que el matrimonio fue convalidado. «La peticionaria inicialmente pertenecía a la religión cristiana. Sin embargo, con el paso del tiempo, entendió y se dio cuenta de que el islam es una religión universal y pidió a sus padres y otros miembros de su familia que abrazaran el islam, pero se negaron rotundamente», afirman los documentos judiciales.

«Después de abrazar el islam, su nuevo nombre es Arzoo Faatima», continúan, antes de aceptar que «contrajo matrimonio con Azhar por su propia voluntad, sin coacción ni temor».

Por último, el auto judicial también critica a la Policía por «acosar» a la joven tras la denuncia de secuestro e instó a «brindar protección a la esposa recién casada». Luego de la audiencia, la adolescente fue escoltada con su nueva familia musulmana y el próximo 11 de noviembre deberá volver a presentarse ante la Justicia.

Una familia desesperada
Pese a la resolución judicial, la familia de la chica no se resigna a perderla, por lo que frente al tribunal desplegaron carteles para pedir su retorno. «Arzoo, ven con tu mamá» y «Él te matará», fueron dos de sus proclamas.

«En nombre de Dios, por favor rescaten a nuestra hija», pidió Rita, la madre de Arzoo, al solicitar asistencia a Ayuda a la Iglesia Necesitada. «Estamos profundamente preocupados. Por favor, ayúdennos. El secuestrador y sus partidarios nos están aterrando y estamos en peligro por esta gente. Por favor, escuchen nuestro llamamiento», expresó.

Por su parte, Nasir Raza señaló que «la familia de la niña está en estado de shock y muy tensa». «La conducta inapropiada de los policías en la comisaría es otro desafío para la familia, sumida en el sufrimiento y la desesperación», concluyó.

Fuente: RT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *