EE.UU. examina restos de misil en Arabia Saudí para averiguar el origen de ataque

Investigadores de EE.UU. están examinando restos de los misiles que golpearon dos refinerías de petróleo en Arabia Saudí el pasado fin de semana para esclarecer de dónde provino el ataque, aunque medios de comunicación locales afirmaron este martes que pudo lanzarse desde Irán.

La cadena de televisión CNN, que citó una fuente anónima “conocedora” de la investigación, señaló que los investigadores saudíes y de EE.UU. han establecido “con una muy alta probabilidad” que el ataque fue efectuado desde una base en Irán próxima a la frontera con Irak.

En el ataque se emplearon drones y misiles de crucero que volaron a baja altura, indicó la fuente, que agregó que su trayectoria revela que llegaron desde el norte hasta la planta saudí de crudo de Abqaiq, que recibió el impacto de una decena de proyectiles a primera hora del sábado.

La CNN subrayó que los misiles atravesaron el sur de Irak y pasaron por el espacio aéreo de Kuwait antes de alcanzar sus objetivos en suelo saudí.

Estas informaciones no han sido confirmadas por el Pentágono.

La cadena de televisión CBS, que citó a un alto funcionario estadounidense, apuntó que EE.UU. ha identificado la localización exacta desde donde una veintena de drones y misiles de crucero fueron lanzados desde Irán contra instalaciones petroleras saudíes.

De acuerdo a esa fuente, el ataque fue lanzado desde el sur de la República Islámica.

La fuente explicó que las baterías antiaéreas saudíes están dirigidas hacia el sur del reino desde hace meses para protegerlo de cualquier ataque de los rebeldes hutíes, que están apoyados por Teherán, en el Yemen, con lo que no pudieron actuar ante un bombardeo desde el norte.

Por su parte, el diario The New York Times fue menos contundente a la hora de apuntar a Irán y dijo, tras hablar con funcionarios estadounidenses, que hasta el momento se desconoce si los ataques fueron llevados a cabo desde territorio iraní o por aliados de Teherán en otros países de la región.

Ese rotativo aseguró que responsables de Inteligencia han descartado que fueran lanzados desde el Yemen y tampoco creen que fuera desde Irak, con lo que la única posibilidad es que hubieran sido efectuados desde un barco en el norte del golfo Pérsico o desde Irán.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, viajará hoy a Arabia Saudí para coordinar la respuesta de EE.UU. a los ataques contra refinerías saudíes, mientras la Casa Blanca ha prometido que tomará “cualquier medida necesaria” para defender sus intereses y los de sus aliados.

Fuente: EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *