Científicos piden a estados de Brasil impedir una «explosión» de COVID-19

Miami, 2 jun (EFE).- Científicos de la Universidad de Miami (UM), a cargo del Observatorio Latinoamericano de políticas públicas para contener el COVID-19, instaron este martes a los estados brasileños a actuar para evitar una «explosión» de la pandemia en Brasil que tendría consecuencias para toda la región.

«Empezaron tarde pero todavía hay tiempo para mitigar los peores efectos de la crisis. Ante una política nacional inadecuada o ausente, es menestar que los estados actúen», dijeron a Efe Felicia Knaul, directora del Instituto de Estudios Avanzados de las Américas de UM, y Michael Touchton, profesor asociado de ciencia política de UM, que está a cargo del análisis de datos de Brasil.

El Gobierno de Jair Bolsonaro perdió «un tiempo valioso» mientras el COVID-19 se propagaba por todo el país, ha hecho «muy poco» por combatir la pandemia e incluso se opone «activamente» a las medidas de distanciamiento que permiten ralentizar la propagación, señalan los científicos de la Universidad de Miami.

La responsabilidad de evitar que la situación se salga de control recae, por ese motivo, en los gobernadores de los estados de Brasil, que si bien han sido también lentos y tímidos a la hora de tomar medidas, son «esenciales» para cambiar el curso de la pandemia.

UN OBSERVATORIO PARA BRASIL

Knaul y Touchton presentaron hoy virtualmente el «observatorio» brasileño, una plataforma interactiva que muestra la magnitud, oportunidad y éxito de las medidas tomadas por los estados de Brasil para reducir el contacto entre personas, así como la movilidad real de la población, y compara los datos con el resto de América Latina.

A fines de abril el equipo de UM presentó el observatorio estatal mexicano, el primero de este proyecto de ámbito regional que presenta datos actuales y desglosados.

Nicaragua, Brasil y México destacan en las tablas y gráficos del observatorio por la inacción o el rezago en responder al COVID-19.

Algunos estados, a través de acertadas y oportunas políticas de distanciamiento y salud publica, están logrando hasta ahora «aplanar la curva» de contagios y muertes pero son la minoría, según dice Knaul en respuesta a una pregunta de Efe.

EL PRECIO DE LA INACCIÓN SE PAGA EN VIDAS

El precio de la falta de acción y la lentitud frente al nuevo coronavirus se paga en vidas humanas, recordó

América Latina, con solo un 8,5 % de la población mundial, acumula el 40 % de las muertes que se producen en el mundo por el nuevo coronavirus y casi un 60 % de los decesos en la región corresponde a Brasil, el país más grande y poblado, que registra alrededor de un millar por día.
Fuente: La Vanguardia


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *