Bolivia celebra elecciones marcadas por la tensión política

Este domingo más de siete millones de bolivianos están convocados a participar en las elecciones generales a casi un año del golpe de estado contra Evo Morales.

Los más de 7.3 millones de electores deberán elegir al nuevo  presidente, vicepresidente, diputados y senadores para un período de mandato de cinco años.

El gobierno boliviano desplegó este sábado a unos 23.000 policías y militares para reforzar la seguridad  de cara a las elecciones generales.

Estos comicios generales se han presentado bajo grandes irregularidades provocados por el Gobierno de Facto encabezado por Jeanine Añez. 

Tanto Evo Morales como el candidato del Movimiento al Socialismo (MAS) Luis Arce han denunciado serias posibilidades de que ocurra un Golpe de Estado para evitar el triunfo del partido de izquierda.

El proceso comicial se realiza en medio de la pandemia y de una fuerte polarización política. Los principales candidatos son el izquierdista Luis Arce, y el exmandatario centrista Carlos Mesa.

Ante el temor de un fraude electoral el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, señaló que  Bolivia tendrá ‘una jornada electoral limpia, segura y confiable’, algo puesto en dudas por diversos observadores.

A horas de la celebración de las elecciones Salvador Romero, anunció la anulación del conteo rápido de los sufragios en las elecciones generales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *